Perfil de riesgo y la decisión de emprender (post-164)

votar

emprendedor atrevete y salta riesgoEl otro día mientras debatíamos vía Twitter en #Emprende21 hablamos de lo que significa ser emprendedor, un término más amplio que crear empresas.

Ser “emprendedor” es una actitud mental, una postura ante la vida, y no un estatus laboral o contractual. Podemos serlo trabajando por cuenta ajena e incluso dentro de la Administración, en la medida que nos dejen y/o nos empeñemos.

En cualquiera de los casos, lo que define mejor a un “emprendedor” es su actitud ante el riesgo. Si tuviera que sintetizar en un solo atributo lo que significa, el factor que más lo distingue, diría que es su capacidad para soportar un nivel de riesgo superior a la media.

OJO, no estoy diciendo que “amen” el riesgo como suele afirmarse sino que lo gestionan mejor, que su “perfil de riesgo” es significativamente menos conservador de los que no lo son. Y eso vale también para intraemprender porque en organizaciones grandes, el empleado asalariado que es emprendedor se atreve con “empresas” de mayor riesgo que el resto.

Por cierto, alguien me pedía por Twitter que definiera lo que yo entiendo por “riesgo”así que ahí va: Miedo percibido de que algo te puede hacer daño o perjudicar de un modo significativo. Siendo así, los miedos son a menudo justificados e incluso sanos, no los subestimemos. Son parte ancestral de la capacidad de adaptación de cualquier especie, y por eso… de individuos temerarios están llenos los cementerios.

@Yoriento defiende la idea de que para emprender no hace falta sacrificar tanto, porque puede ser una fuente de diversificación. Me gusta su propuesta de no ser maximalistas cuando dice que “no tienes que dejarlo todo”, y sugiere abordar la cuestión como una faceta más en tu vida. Por ejemplo, puedes asegurarte un mínimo de ingresos trabajando para otros, y “emprender” en tu tiempo libre.

Pero yo pienso que al final, si no corres algún riesgo significativo (del tipo que sea), si no te juegas algo en la faena, eso no es “emprender”.

Está clarísimo, los emprendedores asumen un montón de riesgos, y los más jodidos no son los económicos, sino los emocionales. Y me consta que los buenos, los más innovadores, no se arrugan a la hora de jugarse eso tan delicado que llamamos “reputación”, y que esta sociedad gestiona de un modo tan cruel e hipócrita.

De modo que ser emprendedor es algo para tomárselo en serio, no basta con un simple “empieza, arremángate y ya”, como escuché el otro día. Siempre serán una minoría, una “raza” especial, y no habría que dar tanto la vara a la gente para que lo sea como modelo universal de realización personal.

Lo primero que tenemos que hacer es conocernos bien, hurgar en nuestros deseos más profundos, entender el “perfil de riesgo” en el que habitualmente nos sentimos cómodos (es decir, sin un estrés excesivo), y entonces obrar en consecuencia con nosotros mismos.

Al final, como siempre, es una cuestión de “costes de oportunidad”: ¿El tiempo y sacrificio que pretendes dedicar a la futura empresa compensa lo que te vas a perder? ¿A qué le das mayor importancia en ese preciso momento en que vas a tomar la decisión: carrera profesional, familia, amigos, salud, ingresos, desafíos, estabilidad?

Insisto, en este preciso momento, porque la vida funciona por ciclos y puede apetecerte ser emprendedor en unos momentos más que en otros. Hay estadios en que “lo-que-tienes-que-dejar-de-hacer” para emprender es muy tentador, tiene mucho valor, y no compensa. Y en otros donde las alternativas molan menos, así que sacrificas poco si emprendes.

No nos dejemos llevar por las modas, ni las comeduras de coco. Es bastante posible que seas mucho más feliz siendo funcionario, trabajando por cuenta ajena o atreviéndote a ser autónomo pero sin empleados. Todas esas opciones tienen sus pros y sus contras que cada cual debe evaluar sin condicionamientos externos, y partiendo siempre del patrón de personalidad de cada cual.

Lo que sí es verdad es que vale la pena pensar en ser emprendedor como una opción más, meterlo en el menú de posibilidades, porque a veces ni nos lo planteamos.

About the author

Amalio Rey

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

, , , , , , , , , ,

votar

16 Responses to Perfil de riesgo y la decisión de emprender (post-164)

  1. Juan Manuel García Acosta 05/17/2010 at 10:47 #

    Amalio, estoy totalmente de acuerdo contigo. Y es algo sobre lo que hay que reflexionar seriamente antes de dar el paso. Los riesgos son muchos, muchísimos. El coste personal puede ser alto. Lo peor es que muchas veces no se tiene conciencia de si realmente se puede soportar o es que uno piensa que quiere o es capaz de soportarlo…

    • Amalio 05/17/2010 at 18:09 #

      Juan Manuel: No sé si lo dices por experiencia propia (“el coste personal puede ser alto”). Si es asi, más valor tiene que lo compartas.
      No pretendo que ese “miedo” nos paralice. Mi intención está muy lejos de eso. Solo insisto en que se haga desde una revisión profunda de uno mismo, y no “empujado” por la euforia de asesores profesionales que, a menudo, viven de estos consejos sin arriesgar nada.
      A mí me preocupa bastante que tengamos ahora tantos “promotores de emprendedores”, desde ponentes profesionales a técnicos de entidades públicas, que NO sean emprendedores. Nos dicen que esto no tiene ningun riesgo, pero ellos tampoco asumen ninguno: “venga, ala… esto es jauja, a crear empresas”, pero ellos cobran un sueldo fijo todos los meses.
      Gracias por compartir con nosotros tu opinion!!!

  2. adoracion 05/17/2010 at 11:45 #

    Utilizando la terminología del post diré que mi perfil de riesgo es muy bajo, de la observación del entorno me surgen ideas de negocio pero hoy por hoy no crearía una empresa por mi cuenta, no estoy lista para asumir determinados riesgos, exponerme al estrés que supondría, afrontar los costes y tal cómo están las cosas… Yo dada mi experiencia laboral estoy todavía en la fase de aprender y adquirir conocimientos quizás no tanto a nivel de tecnología, sino de gestión, trabajar en una empresa pequeña de IT dónde tienes que hacer de todo un poco es una buena escuela, te hace replantearte la viabilidad de tus ideas.
    Pero si nunca llego a “emprender” por mi cuenta, también se puede hacer trabajando para otros, vale sí, hay empresas y empresas, pero se puede buscar nuevas ideas, mejorar las ya existentes e innovar ¿Eso no es ser “EMPRENDEDOR”?.

    • Amalio 05/17/2010 at 18:17 #

      Adoración: Qué bien verte de nuevo por aquí!!
      Esta muy bien saber conocerse, y elegir el mejor momento en que a uno le apetece hacer algo “gordo” como esto. Cuando dices que “no estas lista para asumir determinados riesgos” partes de reconocer que existen, y de valorar un entorno que es el que es. Lo digo en el post, hay miedos sanos que hay que saber escuchar.
      La alternativa que sugieres es una forma de “ser emprendedor”, pero para mí lo serías si “te la juegas”, si te juegas los cuartos en lo que haces, aunque trabajes para otros. Algunos estan dispuestos a hacerlo, y ese nivel de riesgo parece más compartido, puede percibirse como menor si trabajas para otro, que si te echas encima la responsabilidad de invertir por tu cuenta en un negocio.
      Hay gente que tiene su propia empresa pero por la razon que sea (enchufismo, clientelismo, etc.) tiene un chollo, no arriesga nada. Ese tampoco es un “emprendedor”.
      Gracias, Adoración, ¡¡un saludo!!

  3. Alberto 05/18/2010 at 09:44 #

    Hola, Amalio:

    Me cuesta un poco ver tan ponderado el factor “aceptación del riesgo” sin mencionar a otros acompañantes también muy ilustres del emprendizaje, ya que una actitud de valentía ante el riesgo por sí sola puede llevar fácilmente a la catástrofe. Ya sé que no estás diciendo que no hay otros factores… yo solo digo que quizás sean casi tan importantes como éste.

    Concretamente creo que la “apertura mental”, la “convivencia con la incertidumbre” y la “iniciativa” son compañeros de viaje imprescindibles… Aunque seguro que hay muchos otros que también son bienvenidos en este viaje tan retador.

    • Amalio A. Rey 05/18/2010 at 20:18 #

      Alberto:
      En el perfil emprendedor podríamos destacar, efectivamente, otras características además de su capacidad para gestionar el riesgo. Estamos de acuerdo. Pero quise hacer un ejercicio de ponderación, que siempre viene bien para centrar conceptos.
      La “valentía ante el riesgo” es buena, no está nada mal. Pero siempre y cuando hablemos de grados de riesgo que sean asumibles por la persona. Es indudable que algunos soportan el riesgo más que otros, y yo estoy convencido que los verdaderos “emprendedores” llevan ese tema especialmente bien.
      En el post hablo de saber escuchar nuestros miedos, porque algunos son muy sanos. Si uno asume cierto riesgo, debería estar preparado para eso.
      En ningun caso diría que la capacidad de soportar el riesgo es condición “suficiente” para ser emprendedor. Lo que digo es que es una cualidad “necesaria”, pero no suficiente. Si falta esa, lo llevas mal, y es mejor no meterse en lios de estos.
      Por cierto, la “convivencia con la incertidumbre” o como prefiero decir, la “tolerancia a la ambiguedad” es un atributo que se asocia directamente con los perfiles altos de asunción de riesgos. Son cualidades que se alinean practicamente en el mismo vector.
      Gracias, compañero, por tu aportación, siempre bienvenida!!!

  4. Jesús Mª Pérez 05/23/2010 at 19:42 #

    Buenas Amalio ;)

    A falta de trabajo para muchos y con la barriga llena de otros, ¿cómo hacen más dinero estos últimos? Vendiendo lo que falta en miles de personas en España en este momento: ILUSIÓN.

    Pero, ¿qué es la ilusión? Segun la RAE: Concepto, imagen o representación sin verdadera realidad, sugeridos por la imaginación o causados por engaño de los sentidos.

    Pues eso mismo, jóven@s y no tan jóven@s, no consumáis “publicidad rápida” y dedicad “un par de días” a iros a la montaña, haced senderismo y buscaros un poco dentro de sí mismos. Si la respuesta es OK, convertíos en Emprendedores, pero mientras tanto… paciencia, que es la madre de la ciencia :)

    Es que Amalio, no se si coincidirás conmigo pero parace que muchos quieren que este país en vez de ser lo que es (el paraíso del funcionario) sea lo que no va a ser (el paraíso del empresario emprendedor). Mientras les deje dinero….

    Un saludo!

    • Amalio 06/17/2010 at 11:02 #

      Jesús:
      De acuerdo, de acuerdo. Hay que tomar una decisión bien meditada. No está mal lo de irse a la montaña, sí señor, yo lo hago a menudo. Tambien hay que “hacer”, eso ayuda a “pensar” mejor.
      No hay que ir a los extremos. Ni paraiso de una cosa, ni de la otra. Creo que todas las piezas son necesarias en un sistema sano..
      un abrazo!!

  5. Javier 06/17/2010 at 10:54 #

    Amalio, felicidades por el articulo. Me gustaría, al hilo de lo que comentas sobre la hipocresía de esta sociedad, comentar la reflexión de un amigo mío y es que en la sociedad española se ha promovido en exceso la cultura del pelotazo y por lo tanto el que no da un pelotazo ha fracasado. En otras sociedades como por ejemplo la anglosajona, el simple hecho de emprender ya es objeto de admiración, independientemente si es exitoso o no. Este es en mi humilde opinión, el matiz que aún falta por introducir entre los emprendedores en España: vencer el “miedo” al fracaso, porque de los fracasos se aprende tanto o más que de los éxitos.

    • Amalio 06/17/2010 at 11:05 #

      Hola, Javier:
      Gracias por tu opinión. Lo de la “cultura del pelotazo” es de verguenza. Pero eso, espero, se esté acabando por la sencilla razon que no hay muchas pelotas que batear. Cuando el mercado se estrecha, se vuelve mas riguroso, hay mas gente observando y filtrando oportunidades. Y solo llegan al final los mejores (bueno, no es asi en realidad, sigo habiendo mucho chanchullo y “mano no invisible”, pero vamos a creernos que es así como tendencia).
      Que emprender sea “objeto de admiración” debe ser un sentimiento genuino, no importado. Tenemos una cultura a la que nos debemos, crecimos en ella. Tenemos que buscar nuestro propio camino.
      un saludo!!

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - 05/16/2010

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: El otro día mientras debatíamos vía Twitter en #Emprende21 hablamos de lo que significa ser emprendedor, un término más amplio que crear empresas. Ser “emprendedor” es una actitud mental, una postura ante la vida, y ……

  2. Perfil de riesgo y la decisión de emprender, de Amalio Rey | Tourism Revolution - Blog de turismo, socialmedia, marketing, estrategia y transformación. Una nueva visión del sector desde un total compromiso con él - 06/16/2010

    […] Autor/es: Juan Sobejano  Hoy iniciamos con este magnífico artículo de Amalio Rey una nueva sección que pretende traer al Tourism Revolution Blog el mejor (o parte del mejor) […]

  3. El miedo a emprender (II): Consejos para gestionalo (post-2) - 11/04/2010

    […] dice Amalio Rey en su blog “lo que mejor define a un emprendedor es su actitud hacia el riesgo (…), su capacidad […]

  4. Coaching: Herramientas para enfrentar el miedo a emprender | Blog de Juan López - 11/06/2010

    […] A.Rey: Lo que mejor define a un emprendedor es su actitud ante el riesgo. […]

  5. ¿El emprendedor nace o se hace? « Personas y Proyectos - 01/23/2011

    […] Rey, en su post  “Perfil de Riesgo y Decisión de Emprender” plantea que ser emprendedor es una actitud mental, una postura ante la vida y no un estatus […]

  6. Manual práctico: Las emociones negativas del emprendedor | Microempresarial - 09/24/2012

    […] dice Amalio en su blog “lo que mejor define a un emprendedor es su actitud hacia el riesgo (…), su capacidad para […]

Leave a Reply