Hazte emprendedor o jódete (post-316)

votar

No seré yo el que desvalorice la importancia de que un país apueste por el emprendimiento como fuente de riqueza económica y social.

Pero, por si las dudas, lo diré claro y bien alto: España necesita tener más y mejores emprendedores.

He escrito mucho sobre emprender, y lo seguiré haciendo. Me gusta la opción como actitud ante la vida. Es algo positivo y deseable, así que estaré apoyando siempre la idea de “emprender” entendida en su sentido más amplio, o sea, como una forma de potenciar la iniciativa personal y la capacidad proactiva para la resolución de problemas. Pero si me restringen el término a la creación de empresas o a la búsqueda de autoempleo, entonces tendré que matizar.

Esa idea reduccionista del término se está instrumentalizando para convertir el emprendimiento en el nuevo Pensamiento Único, o la solución milagrosa de todos nuestros males. El otro día Alfonso (@Yoriento) escribía esto en un tuit:

Mucho discurso pro#emprendedores que busca responsabilizar a los trabajadores de todos los males. Más motivar, y menos culpabilizar”.

El subrayado es mío, porque me interesa insistir (como Alfonso) que el fomento de emprendedores debe basarse en una política de estímulos, en un discurso positivo que ponga en valor las ventajas genuinas; y no en despreciar las opciones alternativas o en empujar al autoempleo y la creación de empresas a base de amenazas y diagnósticos simplistas.

Y eso es lo que está ocurriendo. Que el gobierno sea arrogante al aleccionar sobre qué tenemos que hacer para salir de la crisis no sorprende a nadie. Que estos políticos acomodados tele-prediquen sobre la urgencia de emprender a toda costa… entra dentro del cinismo perverso al que nos tienen acostumbrados. Pero se trata de una moda a la que se ha apuntado también mucha gente en la blogosfera, y todos los días leo tuits que nos regalan lecciones totalitarias sobre lo obsoleto y acomodado que es ser funcionario o trabajador por cuenta ajena, y lo estupendo-de-la-muerte que es ser emprendedor.

Por ejemplo, la dicotomía “Emprendedor vs. Funcionario” tiene muchos adeptos, pero es simplista y generalizadora. En nombre de ese par se están usando muchos calificativos injustos. Hay también un montón de ideología detrás. Y si todavía lo dudas, aquí tienes un ejemplo de Pensamiento Único. El otro día decía otro tuitero, de esos que aleccionan por las redes (prefiero no decir el nombre, para no personalizar):

Si todos fuéramos emprendedores, no tendríamos problema con que se abarate el despido, porque a mí, que soy emprendedor, ya no me despiden”.

En fin, nos receta el sálvese-quien-pueda, y se queda tan pancho. Pero yo le voy a argumentar con una obviedad que a él se le ha escapado: no todos podemos, ni debemos, ni queremos hacernos emprendedores/empresarios, o sea, crear nuestras propias empresas o confiar todo al autoempleo. Eso no es posible, ni deseable.

Para  ser emprendedor del tipo que crea empresas hay que tener ciertas aCtitudes y aPtitudes que mucha gente no tiene, y probablemente no las va a tener. Eso de que “cualquiera puede ser emprendedor/empresario” que se lo cuenten a otro, y sé bien de lo que hablo.

Por ejemplo, una capacidad que no puede faltar en un emprendedor es “saber vender”. Si no sabes vender, estás perdido/a. De hecho, creo que mucha gente trabaja por cuenta ajena porque no sabe, ni quiere, ni puede vender.

La percepción del riesgo es una dificultad añadida. A unos les genera más estrés que a otros eso de tener que facturar para llenar neveras. Cada cual tiene un determinado umbral de resistencia para esto. El emprendedor que crea empresas tiene, habitualmente, una percepción del riesgo algo más relajada que la media.

Vale, es totalmente cierto que la crisis y los despidos están haciendo que la percepción del riesgo en los trabajos remunerados (incluso en los contratos indefinidos) haya aumentado… pero es un riesgo distinto, te afecta solo a ti o a mí, no implica a nominas, proveedores, y otras responsabilidades que descargan como una losa sobre la chepa de un emprendedor que gestiona empresas.

En definitiva, yo lo que digo es que hay muchas formas de cambiar humildemente el mundo sin tener que pasar por el notario para crear una empresa o inscribirse como Autónomo. Hay micro-intervenciones, de gran sentido humano, que no se reflejan en la cuenta de resultados, ni se contabilizan en los indicadores de empleo.

Estoy un poco harto de tanto palique absurdo en torno a lo bueno que es ser emprendedores, y lo nocivo que es (socialmente hablando) ser funcionario/as. Ni los primeros son el modelo único de perfección, ni los segundos unos parásitos, como más de un insolente se ha atrevido a afirmar en las redes sociales.

De hecho, alguno por ahí ha propuesto “pedir carnet de entrada” a una hipotética manifestación que reúna a los únicos que parecen tener derecho a manifestarse, porque según su premisa arrogantemente falsa, los que salen a la calle a quejarse y a manifestarse no tienen nada más productivo que hacer.

Mientras tanto, yo sigo defendiendo esta idea: los modelos sostenibles apuestan por la diversidad, por una inteligente combinación de roles y modos de contribución, para que sean inclusivos y den cabida a distintos perfiles y sensibilidades. Así que está bien que además de tener más y mejores emprendedores, dignifiquemos las figuras del funcionario y del trabajador por cuenta ajena. No es un juego de suma cero. Todo suma, nada resta si se cuidan las proporciones.

About the author

Amalio Rey

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

, , , , , , , ,

37 Responses to Hazte emprendedor o jódete (post-316)

  1. Carmen 08/02/2012 at 14:43 #

    AMEN!
    Amalio, siempre tan clarividente y acertado. No puede pasar el 2012 sin vernos, te lo dejo aquí escrito para que no te olvides. Feliz verano que seguro que te lo mereces.

    Y ahora al tema y mi reflexión, estando al 100% de acuerdo en tus planteamientos, te hago una pregunta para compartir lo que desde hace unos meses ronda por mi cabeza.

    ¿Qué pueden hacer personas de 45, 50 años, que están en el mejor momento de su vida profesional, se han quedado de patitas en la calle, y no tienen ni aCtitudes ni aPtitudes para emprender?

    Es muy duro, no ver luz al final del tunel y pensar que esas empresas donde te has dejado la piel desde los 22 años ahora prescinden de ti, sabiendo que tal y como esta el patio va a ser muy complicado que te contraten de alguna otra.

    No te parece que estas personas se merecen descubrir alternativas entre el emprendedor y el empleado que les permitan tener la flexibilidad para poder rehacer su futuro profesional a través del autoempleo…creo que es importante que no nos olvidemos de estas personas…porque otro mito es que para ser emprendedor tienes que tener 20 años, toda la vida por delante, nada que perder y perfil tecnológico…casi como haber nacido en silicon valley. Los nuevos jóvenes emprendores, los niños…futuros emprendedores…y que pasa con la gente que ya tiene una experiencia, una trayectoria profesional…

    Si el modelo es inclusivo, la edad no debería ser en ningún caso una limitación. Es una necesidad social y nadie les está apoyando. Lo veo claramante un area de oportunidad para trabajar, apoyar…

    Menudo rollo te he soltaoooo. Bss

    • Amalio 08/03/2012 at 10:17 #

      Gracias, Carmen, por tus palabras. Oye, como no me das detalles, ni un enlace para clickearte, no sé bien qué “Carmen” eres tú, mujer!!! (conozco a muchas Carmenes….jjjj). Lo digo por eso de vernos antes de que se termine 2012 :-)
      Me haces una muy buena pregunta, y bastante difícil de responder. Es una encrucijada vital en la que se encuentran muchas personas.
      Fíjate… estoy de acuerdo, por ejemplo, con eso que suele decirse ahora de que: “Si no te contratan, invéntate tu propio trabajo”. Es una opción que pasa por alguna forma de emprender, pero que hay que interpretar y usar con la debida prudencia. La acepto como iniciativa personal, como un intento de diversificar alternativas, pero me molesta que la vendan como “la” solución desde el gobierno (para quitarse responsabilidades) o que se dé por sentado que eso “es fácil” por parte de algunos emprendedores que han tenido la suerte de tener las aCtitudes y aPtitudes que se necesita para ello. Me disgustan las generalizaciones, porque son injustas. Y creo que hay que respetar la diversidad, tanto de habilidades y sensibilidades, como de los puntos de partida desde donde arranca cada uno en esta carrera.
      El modelo, como sabes, NO es en absoluto “inclusivo”. Es una putada de modelo, así de claro. Se trata de un sistema regido por los mercados, por la pasta y los grandes intereses. Echamos en falta toneladas de humanismo en la arquitectura social que nos venden como única opción. Pero concretando, creo que una opción es compartir empleo. Tenemos que ser más solidarios unos con los otros. También que la gente asuma más responsabilidades, incluso dentro de estructuras de trabajo asalariado y la Administración. Es hora de distribuir las cargas.
      Seguro que no te he respondido, pero seguiremos pensando porque lo que comentas es un problema real y crítico que tenemos que resolver como sociedad.
      Un saludo, “Carmen”….

  2. Iván 08/02/2012 at 14:45 #

    Gran post Amalio, me gusta las miradas que tienes y es esa capacidad crítica la que me encanta de ti y de Julen sobre este tema complejo. Parece que se ha puesto ahora todo de moda alrededor del emprender y el emprendedor. Cansa un poco ya el tener que escucharlo como un ejemplo de todo y un discurso ya de moda e incluso ya casi politizado. Es sencillo eso de decir “chaval ( o chavala) debes crear empresas para resolver tus problemas y de tu entorno “. Lo duro es que como me dijo un amigo (que como yo ha errando a intentar crear su idea en negocio o empresa) ” Me da risa la gente que habla ( o enseña) de emprender desde la comodidad de su zona de comfort o la poltrona de su puesto asegurado de trabajo”, y es como en todo, el discurso que hay por nuestras latitudes es demasiado simplista y prefabricado. Felicidades de nuevo por el post.

    • Amalio 08/03/2012 at 10:24 #

      Hola, Iván, “el valcánico” :-)
      Sé, por las conversaciones que hemos tenido, que eres muy sensible a este tema. Lo entiendo sobre todo porque te conozco como un tío que cree en la diversidad, y en que cada uno debe encontrar el espacio con el que se sienta más identificado. Lo hemos hablado muchas veces.
      Ya sabes cómo son los “discursos de moda”, y la capacidad que tiene el rebaño para amplificarlo. Así nos va, colega… Y ya ni te digo lo que me indigna escuchar a esos tele-predicadores sobre austeridad (comprándose mansiones de 2,3 kilos), emprendimiento (y llevan más de 30 años chupando del bote de la poltrona partidocrática) o salud pública responsable (y tienen un pedazo de seguro privado). Mucho cinismo, colega :-(
      Disfruta el viaje, Iván…

  3. Diego Cenzano 08/02/2012 at 14:48 #

    Que el emprendimiento y las reglas del modelo económico actual no está hecho para todos lo explica muy bien Richard Sennett es su libro “La Corrosión del Carácter”. Las prisas no suelen ser amigas de una reflexión adecuada. Da la sensación de que la crisis y la necesidad de salir de ella cuanto antes está llevando a muchos a agarrarse a planteamientos simplistas e interesados.

    • Amalio 08/03/2012 at 10:27 #

      Diego:
      Es cierto. Richard Sennett ha tratado este tema con la habilidad de un cirujano. El libro que citas es fantástico, y hay muchos más que hacen referencia a esta tendencia. También Sigmund Bauman aporta ideas interesantes al respecto. En cualquier caso, como dices, nos está faltando mucha reflexión/acción para cambiar premisas y recuperar el criterio propio. Gracias!!!

  4. Isabel 08/02/2012 at 19:04 #

    Aplausos!
    Creo que todos saldremos de esta con algunas (bastantes) magulladuras, pero con unas cuantas lecciones aprendidas. Lo que se está haciendo ahora con el funcionariado es tan inmoral como la falta de reconocimiento y continuas trabas que se nos han puesto siempre a los que emprendemos y empresarializamos (palabro muy de moda últimamente).

    Hay apuntes que aplaudo especialmente, como el de la tolerancia al riesgo y los tele-predicadores (políticos y proliferación de expertos ad hoc) con sus toneladas de ideología nada casual. Pero hay una anotación que pasa a mi block de notas

    “Hay micro-intervenciones, de gran sentido humano, que no se reflejan en la cuenta de resultados, ni se contabilizan en los indicadores de empleo”

    Saludos!

    • Amalio 08/03/2012 at 10:32 #

      Gracias, Isabel, por pasarte. No hay lección que se aprenda sin magulladuras. Lo estamos viendo con esta crisis, que si hacemos bien las cosas, puede convertirse en un buen “sistema de depuración”. Pero si dejamos que nos coman el coco, volveremos a caer en los comportamientos miméticos de siempre. No veo, de momento, que estemos haciendo lo que debemos. Desde el gobierno nos invitan a “emprender”, pero la “política de estímulos” de la que hablo en el post brilla por su ausencia. Aumentan los controles, los impuestos más inverosímiles y la demagogia. Nos invitan a tirarnos a una piscina que está cada vez más congelada. Lo de las “micro-intervenciones de sentido humano” es algo en lo que siempre he creído, y cada vez más. El cambio se va a producir desde lo pequeño y cercano…
      Saludos!!

  5. Manel [cumClavis] 08/02/2012 at 20:40 #

    El discurso al uso sobre la emprendiduría siempre me ha parecido bastante “simplón”, pero está claro que el actual se lleva la palma y que bajo este discurso del emprender que se lanza actualmente desde el Gobierno se esconde sin llegar a ocultarse un: “búscate la vida sólo y cuando digo sólo me refiero a que ni siquiera cuentes conmigo. Además, si puedes, búscasela también a otros porque lo que es yo deserto de cualquier política que no sea la de construirme una arca [como la de Noé] donde los míos y unos poco allegados nos pongamos a salvo hasta que se acabe este diluvio. Y después, pues eso… Dios dirá y si llegas a sobrevivir, pues también eso… ya nos veremos aquellos pocos que seamos”.

    Buen post Amalio, gracias!

    • Amalio 08/03/2012 at 10:49 #

      Gracias, Manel. El discurso “simplon” sobre emprendimiento se debe, desde mi punto de vista, a tres causas:
      1) Por ignorancia: Los que hablan de esto sin haberlo practicado de verdad, y por lo tanto, no saben de lo que hablan
      2) Por falta de empatía: Los que han sido emprendedores, y se les da bien, pero creen que todo el mundo es como ellos, desean lo mismo que ellos, tienen los mismos recursos o amigos que les ayuden, y saben/tienen las mismas habilidades, y por tanto presumen que la aventura es tan asequible para los demás como les fue a ellos.
      3) Por mala fe: Gente que sabiendo que “emprender” es extremadamente difícil, vende la receta por algún interés, ya sea desde el gobierno para liberar al Estado de cargas al mismo tiempo que mejoran sus (políticamente incorrectas) cifras de desempleo, o bien por “expertos profesionales en emprendimiento” que cobran en función de resultados.
      Está clarísimo lo que dices, y cómo lo dices. Detrás del discurso oficial hay una ideología clara que pretende el “búscate la vida y no cuentes conmigo”. Es una deserción de las responsabilidades, pero que es coherente con la doctrina que está detrás desde un gobierno de derechas como el que tenemos. El que por cierto, no tiene ni p…. idea de cómo salir de la crisis, pero que sigue un plan (secreto) de “cambios estructurales” muy claro para desmontar derechos e imponer su modelo-FAES.
      Sinceramente, soy de los que cree que los ciudadanos tenemos que invertir mucho más en “iniciativa personal”, y que el Estado no puede cargar con todo. Ya sabes que simpatizo con buena parte del ideal anarquista, en su mejor sentido. Pero de ahí a “vender burras” me parece irresponsable. Si queremos que la gente emprenda hay que crear un entorno que lo facilite, y ser serios y honestos en las recetas.
      Un abrazo!!!

  6. nicobadel 08/02/2012 at 22:49 #

    Hola Amalio,
    Para mi esta claro que hay que entender algunas cosas (unificar criterios) cuando hablamos de emprendedores.

    Integración productiva, diferentes actores de una misma cadena de valor haciendo cosas obviamente diferentes. Un emprendedor (el generador de ideas) normalmente tiene una percepción distinta del riesgo, con sus cosas buenas y sus cosas muy malas. Cuando este intenta pasar de estadio Emprendedor a Empresario, comienza otra etapa en la que necesita integrar otras capacidades a su organización (organización emprendedora) para que esta tenga un logico desarrollo sustentable. Esas otras personas son un tipo diferente de emprendedores, no tan vistosos pero igualmente emprendedores si vienen con la idea previa de sumar.

    Por otro lado me gusta pensar que un buen emprendedor tiene capacidad de seducir con el fin de ir sumando capacidades a su idea.

    En los deportes esta claro que hasta el aguatero y/o el sparring tienen un rol fundamental.

    Para mi no esta bien pensar desde los gobiernos (gobernantes tradicionales) en políticas publicas para emprendedores pensadas y llevadas adelante por “funcionarios” que normalmente no tienen idea que quiere decir emprender. Para mi gusto se necesitan políticas emprendedoras que obviamente tienen que ser pensadas entre todos

    Abrazo,

    • Amalio 08/03/2012 at 10:55 #

      Hola, Nico:
      De acuerdo. El diseño de políticas públicas para fomentar emprendedores necesita de gente con experiencia, gente que haya sido emprendedora, pero que al mismo tiempo sea empática hacia distintas sensibilidades. No hay un modelo único para abordar esto. Por eso insisto tanto en la diversidad de situaciones que podemos encontrarnos.
      Un abrazo

  7. María Regueira 08/03/2012 at 11:04 #

    El problema fundamental es vender la moto del emprendedor como única salida a la crisis, pero si no hay un proyecto real -y que pueda diferenciarse para ser competitivo- lo que se genera es frustración y pérdida de tiempo y dinero.
    Un ejemplo, en mi barrio se han abierto un montón de peluquerías por profesionales que han sido despedidos de sus anteriores empresas, además de competir en una guerra de precios (sin preocuparse en innovar en servicios más que con tarjetas de fidelización/descuentos) trabajan a destajo pero están cayendo una tras otra.
    Sin una reflexión previa de oportunidades ni una planificación mínima no hay emprendedores, hay kamikazes.

    En cuanto a la percepción de los funcionarios como una clase parasitaria, por si misma refleja el comportamiento de nuestro país ante lo público. El servicio al interés general, al bien común, ha sido tan manipulado y atacado desde todos los frentes (corrupción, ausentismo) que costará mucho volver a poner en valor a los trabajadores públicos, especialmente si sus aportaciones a la sociedad se miden con indicadores “tangibles”: rentabilidad, coste/beneficio…y no por los propios servicios.

    Hablas de micro-intervenciones y opino como tu que ese es un buen camino. Se pueden crear proyectos sin necesidad (a priori) de crear empresas, donde el capital inicial más importante sea el tiempo, la experiencia y el conocimiento, colaborar entre distintos particulares para que puedan abrirse nuevos servicios y mercados y emprender negocios a partir de ahí. Deberíamos funcionar más en modo “autogestión”, aprovechar esta dinámica de asambleas en redes locales de profesionales y actuar, en vez de presentar proyectos según las convocatorias de subvenciones o competir en precios.

    • Amalio 08/03/2012 at 15:29 #

      María:
      Totalmente de acuerdo. Ni es “la única salida a la crisis”, ni es algo que se pueda asumir sin prepararse o pensárselo bien. Tienes razón al recalcar la necesidad de encontrar algo que sea realmente diferente, para que el negocio sea viable. El ejemplo que pones de las peluquerías de tu barrio es bastante clarificador, y al final lo que genera es una profunda frustración. La gente termina sintiéndose peor de cuando decidió afrontar la crisis creando su propio negocio.
      La vocación pública está viviendo sus peores momentos. No acabamos de entenderlo. Y eso es culpa de un descuido y acomodo generalizado de la Administración (eso hay que reconocerlo) pero también de una campaña pensada para reforzar esa percepción.
      Coincido contigo que el futuro está en potenciar las dinámicas de autogestión. Por ahí van los tiros… Gracias!!!

  8. Rayco 08/03/2012 at 11:21 #

    Muy buen post, poniendo en su sitio a los estereotipos y a las generalizaciones. No obstante, pienso que todo esto se ha enredado un poco por confundir emprender con montar una empresa. Emprender no es crear una empresa, se puede emprender desde la AAPP, desde una ONG, se puede emprender como asalariado…. y en este sentido, sí es posible que todos seamos emprendedores y sí sería deseable que todos lo fueran. El entorno y el estatus del funcionariado diferente al de cualquier asalariado hace que por lo general la iniciativa emprendedora sea muchísimo menor, pero no creo que sea culpa del individuo sino del entorno y del propio sistema que no premia o atrofia las capacidades de sus trabajadores.

    • Amalio 08/03/2012 at 15:32 #

      Rayco: Así es… tenemos que revisar lo que entendemos por ser “emprendedores”, para que no se manipule interesadamente. Ese ejemplo que pones es muy claro: se puede ser emprendedor trabajando en la Administración… ¡¡desde luego que sí, y cuánto lo necesitamos!!!
      Lo que falla no es el individuo, sino el sistema. No tengo la menor duda de eso…
      Un saludo

  9. Alejandro Pérez 08/03/2012 at 11:23 #

    Lo importante es debatir sobre los modelos, hay que vivir los dos para ser conscientes de las ventajas o inconvenientes que cada modo de empleo tiene.

    Solemos pensar que el emprendedor disfruta de mas libertad y que el funcionario no da un palo al aire en todo el día, pero no es realista ni justo, existen muchas realidades intermedias.

    Lo que si te puede asegurar ser emprendedor es que vas a vivir una vida mas parecida a una montaña rusa, con épocas en lo mas alta y descensos que no parecen tener final.

    Alejandro

    • Amalio 08/03/2012 at 15:37 #

      Hola, Alejandro:
      Aquí estamos abiertos al debate. Nadie tiene la verdad definitiva. Yo he vivido los dos estatus. No he sido funcionario, pero sí que he trabajado por cuenta ajena, y soy desde hace varios años un modesto emprendedor/empresario.
      Ni el emprendedor/empresario disfruta de tanta libertad como dicen (resulta que eliges o te tocan unos jefes muy pero muy exigentes, que se llaman “clientes”), ni los funcionarios se pasan la mañana desayunando. Sí que creo que la Administración Pública tiene que mejorar mucho, y que la vocación pública es algo que todavía no la entienden muchos funcionarios (en eso soy muy crítico), pero conozco a muchos que son trabajadores ejemplares, unos currantes natos, y con una ética que quisieran tener muchos empleados de empresas privadas. Por eso detesto las generalizaciones.
      Lo de la “montaña rusa” emocional es tal cual. Es duro, durillo…. sé lo que digo.
      Gracias, Alejandro, por pasarte…

  10. Carles 08/03/2012 at 11:30 #

    Buen artículo Amalio, sin buscar culpables ni criticar, yo cuento mi experiencia en:
    Prefiero ser autónomo que asalariado
    http://inversionyahorros.com/prefiero-ser-autonomo-que-asalariado/

    • Amalio 08/03/2012 at 15:56 #

      Vale, Carles, todas las opciones son válidas y dignas. Lo ideal sería poder elegir.

  11. Emilio Santos Vilariño 08/03/2012 at 12:38 #

    Hola Amalio,

    Me ha gustado tu post. Tocas un tema muy trascendente y que siempre me ha interesado.

    Me salen las reflexiones siguientes:

    1. En general, los latinos, nos acordamos de Santa Barbara cuando truena, en lugar de haber previsto la tormenta y tomado medidas para evitar la catastrofe de ahora con 25 % de paro.

    2. Es evidente que en España tenemos un deficit muy importante de empresarios y emprendedores. Según ecuestas realizadas, solo quieren ser empresarios el 9 % de las personas que acaban su formación universitaria en España, mientras en USA quieren serlo el 38 %.

    3. Las causas principales que nos originan este deficit de vocaciones de empresarios son (1) la estructura del Sistema Universitario español y (2) la falta de promoción adecuada de la Formación Profesional. Aquí está el origen principal del problema, aparte de las facilidades para abrir una empresa, que ahora parece que empiezan a darse.

    4. En la situación de catastrofe en que nos hemos situado, con el 25 % de paro, cada uno tiene que tratar de resolver su problema y en mi entorno veo muchos ejemplos que lo estan haciendo. Gente de 40 – 50 años que se queda en la calle y empieza un pequeño negocio. No hay otra salida, … una cooperativa, una actividad como autonomo en la que tu aportes valor con tu conocimiento y experiencia y si no sabes vender, juntate con otro que sepa.

    5. El tema grave Amalio, que no ponemos encima de la mesa con suficiente fuerza, y que nos yugula la superación de la catastrofe, es que el sistema politico que tenemos es demasiado caro e ineficiente y no lo podemos pagar ni sostener y no se ve capaz de autotransformarse. Para cuando:
    – Fusionar ayuntamientos con menos de 10.000 habitantes.
    – Fusionar provincias con menos de 250.000 habitantes.
    – Reducir entre el 20 y el 40 % el numero de diputados autonomicos y nacionales.
    – El Senado de España con 266 senadores, frenta a Alemania que tiene en su equivalente el Bundesrat a 66 miembros. Los nuestros sin funciones de interés y los alemanes con la importante funciones de coordinar y aprobar el sistema impositivo de los Landers. Cuando se va a reformar de una vez. Llevamos así 35 años. te imaginas lo que nos habriamos ahorrado.
    Menos mal, que parece que ya se han reducido los concejales en un 30 % para las próximas municipales.

    Que tengas unas buenas vacaciones. Este año veo que no vienes por Galicia como el año pasado. Aquí tenemos un tiempo extraordinario para el verano, sobre todo cerca de la costa.

    Emilio Santos

    • Amalio 08/05/2012 at 12:27 #

      Hola, Emilio:
      Estando de acuerdo que tenemos un deficit importante de “vocación empresarial”, y que en el ámbito educativo podemos hacer mucho por despertar ese interés, creo que esa resistencia tiene raíces mucho más profundas. Creo que viene del entorno familiar, de lo que “mamamos” desde chico/as en casa. En USA se vive eso desde la infancia, en el propio hogar, y eso marca una diferencia. Pero podría citarte muchas más razones. En España falla estrepitosamente el “ascensor social”, o sea, no tenemos tantos ejemplos convincentes de que ser un buen empresario (me refiero a los que producen riqueza genuina sin hacer cosas raras) mejora significativamente la vida de la gente, o al revés, que aristócratas, oportunistas y parásitos dejen de serlo alguna vez por no trabajar o aprovecharse de los demás. Esta sociedad no premia realmente el trabajo bien hecho, o al menos no lo hace lo bien que debería hacerlo. Y eso se termina pagando. Estamos viendo las indemnizaciones que se le pagan a altos directivos, el mamoneo que existe en el Poder, los amiguismos y favoritismos, lo injustas que son las leyes…. y todo eso lo que hace es dar señales negativas a quien se esfuerza o elige los caminos más difíciles, entre ellos el de ser emprendedor/a.
      La gente se queja del “efecto-funcionario”, y no lo entiendo. Las oposiciones son durisimas, y es de los procesos más transparentes que hay (a pesar de las situaciones que a veces se dan). Algunos es posible que se acomoden después, pero creo que hace muchísimo más daño a la “cultura del esfuerzo” el horroroso mal ejemplo que den la banca, la artistocracia, las revistas y programas del corazón, la monarquía, los políticos profesionales, los Gurtels, los Malayas, los Divar… y un largo etcetera.
      De acuerdo con que crear tu propio negocio puede ser “la única salida”. En ese caso, hay que hacerlo bien, lo mejor que se pueda, y con ayuda. Pero también calibrar bien hasta donde somos capaces de llegar por nuestro perfil de personalidad y nuestras sensibilidades, porque si no es así, y a ciertas edades, podemos pasar de un drama a otro peor. Crear un negocio de prisa, sin una reflexión y análisis, sin encontrar una buena fuente de diferenciación, sin conocerse bien, y solo por impulso, suele fallar en la mayoría de los casos.
      Gracias por los datos que nos has dado. No sabes las ganas que tengo de ir al norte, a Galicia o el País Vasco, pero no va a ser posible este año. Sé lo bien que se pasa por ahí en veranito…
      Un saludo

      • Emilio Santos Vilariño 08/06/2012 at 01:07 #

        Gracias por la respuesta Amalio. Estoy totalmente de acuerdo contigo que el asunto es muy complejo, pero tambien muy trascendente para fomentar el crecimiento y recuperación futura de este País.

        Buenas vacaciones, allí donde las pases, junto con tu familia y amigos.

  12. Luis 08/03/2012 at 15:51 #

    Toda la razón Amalio, se vende el ser emprendedor como la solución a todos los males y como tú dices no cualquiera puede serlo. Felicidades por el artículo! :-)

    • Amalio 08/05/2012 at 12:33 #

      Gracias, Luis, por pasarte. Desde luego que cualquiera no puede ser emprendedor/empresario.

  13. Pat 08/04/2012 at 21:15 #

    Sólo unas palabras:
    - Hacerse autónomo aquí (250-280 € mes)
    - Hacerse autónomo en UK (10-70 Libras)

    • Emilio Santos Vilariño 08/06/2012 at 01:10 #

      Pat,

      Porque no tratamos de promover las tarifas de UK para los autonomos en España para los 3 / 5 primeros años de la actividad de un autonomo.

      Yo creo que ayudaría a muchos legalizar su situación.

  14. Pat 08/04/2012 at 21:17 #

    Quién puede crear empresas? Los que ya tienen una empresa. Quiénes tienen ya una empresa? Los que tienen la pasta…

    Siempre es el mismo discurso imbécil…

    Que no nos vengan con milongas que los mileuristas o desempleados podemos si queremos, y una p* como una olla!

    • Amalio 08/05/2012 at 12:43 #

      Pat:
      Lo que se paga aquí mensualmente para ser autónomos es un losa inaguantable. Nuestras aportaciones como autónomos tendrían que ser vía IRPF, de acuerdo a lo que ingrese cada uno. Sería lo justo. Endosar un coste fijo mensual de 260 euros solo por darse de alta, y sin tener en cuenta lo que cada uno/a factura, es de locos. Equiparar esa tasa con la media europea es de las medidas más urgentes que habría que acometer.
      Por otra parte, lo que dices es así. Los que ya han creado empresas, y tienen “buenas” relaciones, se benefician de una especie de círculo “virtuoso” (dinero trae dinero). Y los que no, los mileuristas o desempleados, entonces el suyo es “vicioso”. La “igualdad de oportunidades” es una milonga, así de claro…

      • Francisco Camara 08/09/2012 at 09:13 #

        …no estoy totalmente de acuerdo con la lógica que estableces. No sólo la gente que tiene una empresa es la que tiene pasta, como dice Pat. Sabéis que hay mucha gente que tiene una empresa y va al día. Sin cobrar sus sueldos para pagar los de la gente. Hay muchas empresas pequeñas, carpinterías, cerrajerías, bares, etc… que precisamente aguantan el chaparrón porque su estructura empresarial puede ser sustentada con unos costes fijos muy bajos, porque tienen la nave pagada y trabajan con su familia. Estoy totalmente de acuerdo con la dificultad que existe para crear una empresa, que sólo establecerla supone tener 6000 € o más en el banco para pagar el capital social mínimo y los gastos de abogados, notarios, etc…, y si a demás necesitas sacar la licencia de un local o hacer reforma, la broma cuesta más de lo que podría suponer un endeudamiento racional. Es un momento en el que todo va mal y nadie apuesta por nada. El riesgo tiene una precio mucho más caro que nunca y efectivamente. Pero que es mejor, ¿quedarse en casa?, ¿esperar a que llamen a tu puerta?, ¿seguir mandando cv´s a troche y moche?. Si no te vas a buscar suerte a otro país, lo único que puedes hacer es intentar diferenciarte, formarte, coger lo poco que tienes e intentar usarlo para un fin más productivo. Se que no todo el mundo puede hacer esto. Pero creo que la generalidad que establece PAT, tampoco es real al 100%.

  15. Rayco 08/08/2012 at 01:03 #

    Siempre oigo eso de “la culpa es del sistema”, releyendo otra vez tu artículo me ha entrado la duda de si la culpa es del sistema o es de los individuos. Voy hacer una analogía con las bicicletas y el tráfico (inspirado en un post de tu amigo Julen). No será que lo que nos falta es civismo??. Imaginemos un ciclista y un conductor de coche, los dos están en situaciones totalmente distintas, las dos situaciones son igualmente necesarias y tienen que convivir, sin embargo, desde que se congestiona un poco el tráfico afloran las impaciencias, nervios e insultos. Unos piensan que no deberían existir coches y otros que deberían prohibir las bicicletas. Esto es igual, cuando aflora la crisis, unos nos miramos a otros y nos empezamos a buscar los fallos. ¿Cómo podemos desactivar esa inercia destructiva? Quizás si ambas partes vieran implicación por ambas partes.

    Has hablado de los microemprendimientos, es un interesante concepto, pero hoy en día no se valora ni se fomenta. Por poner un ejemplo, en la selección de personal, qué se puntúa más, dos “microemprendimientos” o dos años de “experiencia” en un sector??. Lo primero debería valorarse mucho más, debe existir una forma de separar el concepto de “microemprendimiento” de una simple “inercia profesional”.

    Menudo rollo… bueno tú empezaste ;)

  16. Francisco Camara 08/08/2012 at 14:46 #

    Amalio una vez más me encuentro comentando uno de tus Post, siempre interesantes y francamente bien fundamentados. Tus argumentos me han hecho recordar la lectura de Ángel L. Arbonies, donde comenta que se ha prestado mucha atención a la mecha de la innovación y se han olvidado del barril de pólvora. De la misma forma creo que se habla de emprender con suma facilidad y estoy de acuerdo en que se establece de forma errónea una línea divisoria entre el que emprende y el que no. No todo el mundo vale para aguantar las presiones derivadas de poner tu capital en juego o depender de los pagos de ese mes para cobrar tu sueldo.
    A Freeland, el centro de coworking que gestiono con mi esposa, viene mucha gente ilusionada por emprender y otra, que no tiene más remedio que hacerlo porque no tiene más alternativas para seguir ganándose la vida. Pero en todos los casos, por lo general vienen faltos de una gran ayuda para solucionar los interminables procesos en los que hay que zambullirse para dar el gran paso de emprender y con un sentimiento de soledad frente al riesgo que no todos son capaces de gestionar.
    A demás, advierto una falta de sentido social relacionado con el hecho de emprender y una falta de cultura empresarial potente. Requisitos importantes para adentrarte en esta aventura. Relacionar, emprender con ser un trabajador autónomo es confundir los términos. Emprender debería ser fruto de poner en conocimiento de los demás aquello que sólo tu eres capaz de desarrollar de manera única, aquello que te diferencia de los demás y por lo que creas valor. Para emprender hay que tener empatía, saber escuchar, tener espíritu de servicio y sobretodo, saber reconocer e identificar valores. Y en todo este compendio rodearte de personas que colaboren contigo para conseguir tu objetivo final, entregar ese valor al cliente.

    Un saludo, atentamente
    Francisco Cámara

  17. Israel 09/27/2012 at 19:28 #

    Imagino que leyó el artículo al respecto, sobre la armonización de los trabajadores, en el suplemento Negocios de el País del domingo.

    http://internacional.elpais.com/internacional/2012/09/23/actualidad/1348418999_156122.html

  18. crear empresas 11/28/2012 at 18:22 #

    Hola creo que el que desea salir adelante debe ayudarse así mismo porque eso permite que tengamos una motivación por el cual luchar, aunque tener éxito no es tarea fácil hay que colocar compromiso, responsabilidad si desea cumplir sus ideales pero nunca bajar la guardia siempre dar lo mejor de uno, y tener una meta fija.
    Saludos

Trackbacks/Pingbacks

  1. Bitacoras.com - 08/02/2012

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: No seré yo el que desvalorice la importancia de que un país apueste por el emprendimiento como fuente de riqueza económica y social. Pero, por si las dudas, lo diré claro y bien alto: España necesita tener más y mejores……

  2. Topicazos enlatados en redes sociales (post-372) | - 09/08/2013

    [...] “Cualquiera puede ser emprendedor. Solo es una cuestión de actitud” [Vale, majete, eso se lo cuentas a otro: Hazte emprendedor, o jódete] [...]

  3. Hazte emprendedor o jódete (post-316) | PUBLICITA TU EMPRESA - 09/17/2013

    [...] Hazte emprendedor o jódete (post-316). [...]

Deja un comentario