Prácticas perversas que falsean la conversación (post-172)


trampa-de-ratonEn un post anterior (“Servicios de pago y transparencia en los Social Media“), decía que el mensaje transmitido por redes sociales es más eficaz y rentable en la medida que no se sirve en la barra como publicidad.

También afirmaba que los magos de la mercantilización del Social Media Marketing buscan obsesivamente eso: canales, mensajeros y contenidos que inoculen (el mismo mensaje interesado y controlado de la) publicidad pero con una sana apariencia de conversación desinteresada y espontanea. OJO, se apuntan ahí con entusiasmo los “influenciadores” que quieren monetizar sus activos de followers, blogowers y fans.

El post de hoy sigue en la misma línea crítica hacia prácticas perversas en el uso de las redes sociales. Hablemos esta vez de tretas y amaños para comprar reputación, para falsear las conversaciones

Toca hablar de “los listillos de la clase”, de los que abusan de los atajos, que siempre los hay en todas las profesiones.

Me voy a servir de material aparentemente antiguo pero que conserva plena actualidad. Eduardo Arcos en ALT1040 hace un buen resumen de conversaciones forzadaspor medio de pagos por debajo de la mesa y prácticas poco éticas”. También uso otras fuentes que he encontrado donde se ilustran varios ejemplos de esto:

  • Generar audiencias falsas pagando por comentarios: Algunas empresas pagan a personas para que comenten, escriban tweets o sigan a determinada compañía o persona con el objetivo de inflar números y “demostrar” la eficacia de sus campañas.
  • Crear perfiles en Facebook, MySpace, Tuenti o Hi5 de personas que no existen: Habitualmente estos perfiles falsos se utilizan para enviar spam disfrazado de invitaciones y mensajes directos.
  • El blog de dosdoce.comcomunicación cultural”, reseña una práctica seguida por la editorial científica Elsevier, que podría estar ofreciendo “bonos de regalo” para todos aquellos que recomienden y den una puntuación de cinco estrellas en la valoración y comentarios a sus libros en la web social.
  • Algunas agencias de “expertos” pagan a blogueros que tienen muchos seguidores para que publiquen posts favorables a productos y empresas del cliente, y así generar una opinión falsamente positiva.

Lo que Eduardo Arcos llama el “infame post patrocinado” que también muta a nuevas variantes como los tweets y Facebook patrocinados.

  • En el blog Denker Uber nos cuentan de empresas que venden social-media en “paquetes de comentarios positivos + votos en menéame + notas pagas en blogs”. También nos descubren una agencia de Relaciones Públicas que vende un servicio de votaciones positivas en la iTunes App Store por la cual sus empleados compran aplicaciones y automáticamente la votan con 5 estrellas para que esta ascienda en la lista de mejores aplicaciones y logren algo del efecto bola de nieve que se llevan los top 10 siempre.
  • Otros se la ingenian para industrializar el proceso de multiplicar el número de followers del Twitter de empresas, sin reparar en la calidad de esos seguidores, y sólo generando un aumento absurdo de la cantidad.
  • Hay agencias que, como denuncia Eduardo Arcos, prometen y venden videos virales con una garantía de éxito de dudosa credibilidad, porque es poco serio asegurar el impacto viral de estas acciones. Se han hecho estudios que demuestran que la “viralidad” es un fenómeno muy poco predecible, que no es controlable, porque depende de factores complejos y de la reacción espontánea de los internautas. Algunas agencias pretenden forzar esa popularidad enviando sus videos a blogueros influyentes, y a veces lo consiguen precisamente porque cuentan con este tipo de “socios” que he criticado antes, pero es una práctica que rechaza la mayoría de los blogueros genuinos y que cuentan con los seguidores más fieles.

Sin querer dramatizar, estas manipulaciones, de no ser denunciadas, pueden terminar minando para siempre la credibilidad de la Web Social. Es un tema del que seguiré escribiendo porque me interesa mucho.

¿Quieres aportar más ejemplos de “prácticas perversas” como éstas de las que deberíamos cuidarnos?

About the author

Amalio Rey

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

, , , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

19 Respuestas a Prácticas perversas que falsean la conversación (post-172)

  1. Nacho Muñoz 18/06/2010 10:58 #

    Con lo que yo no puedo es con el autobombo desproporcionado en los blogs. Creo que puede ser otra forma perversa para falsear la conversación y quizá sea muy difícil conocer cuándo un blog es escrito para vender(se) y cuándo para generar conversación. Desde mi punto de vista, cuando proporcionalmente el número de post van dirigidos a poner en valor un producto o servicio, malo.

    Lo genuino de un blog es la capacidad que tiene para que se produzca una conversación en torno al tema que trate. Al margen del número de lectores que tenga el blog, la cantidad de comentarios o la cantidad de reuiteos suele ser un indicador de lo interesante que es el mismo desde el punto de vista de los contenidos que aporta. ¿Cómo lo ves?

    • Amalio 18/06/2010 20:15 #

      Nacho:
      +1 colega. El autobombo “contenido” podría verse como una dimensión más del acto de bloguear, y se asume de forma natural en la medida que no sea “desproporcionado”. Twitter, por ejemplo, por su fórmula ligera e interactiva, invita a la gente a contar sus batallitas, es un socializador de historias (vividas y por vivir) y funciona mejor si le pones un puntito gracioso.
      Yo, como mucha gente, uso a Twitter para anunciar proyectos, actividades de formación o viajes que voy a hacer. Es un canal perfecto para “informar” en lenguaje de 140 caracteres.
      Los blogs también permiten eso, pero se prestan a la desmesura. Si cuentas batallitas, por favor, hazlo de un modo REALMENTE interesante. El centro no puedes ser tú, tiene que ser el tema (proyecto, libro, curso, etc.) que motiva la entrada.
      Cuando un blog “está escrito (sólo) para venderse”, se nota, canta mucho. Tú y yo conocemos algunos y se les ve venir. Además, son recurrentes, les puede el ego. El bloguero es el prota de todo, nada parece más importante que él/ella.
      Conversan consigo mismos, se montan el story-telling con el único fin de venderse a sí mismos: ayer hice este trabajo, hoy tengo este otro, mañana me veo con tal cliente, pasado con el otro que es la ostia… en fin, mira qué interesante y demandado estoy.
      Si lo estas, mejor para tí. Si quieres contar lo que haces, igual nos va a interesar mucho, pero ¡¡hazlo interesante!! Comparte conocimiento, escribe cosas de las que podamos aprender y pon el foco en la actividad.
      Si quieres escribir un post personal, de algo que te ha pasado, entonces avanti con los sentimientos, que fluya natural, no forzado en plan marketing.
      El número de RTs puede ser un buen indicador, salvo cuando se “infla” por “redes de favores” entre gente que se retuitea mutuamente, escriban lo que escriban, que también pasa.
      Línea interesante la que has abierto. Lo mismo merece un post, ¿te atreves?
      Un abrazo, Nacho…

  2. JLP 17/06/2010 13:35 #

    Reputación, promoción, influencia, marca, karma…. etc. Son intangibles que cada día adquieren más valor en la Sociedad de la Información y el Conocimiento y, por tanto, es un nicho de mercado para aquellos que quieran generar ingresos explotando dichos intangibles. La cuestión es que antes, era más fácil identificar a las agentes que gestionaban-manipulaban los valores y los canales de distribución –publicitarios y medios de comunicación de masas-, mientras que hoy es cada vez más difícil, porque son cientos de miles de prosumidores los que están aportando contenidos en la Red y, como en la viña del señor, hay personas que crean y aportan libremente y otros, como los “spokes-blogger”, que están a sueldo de unos determinados intereses. El problema, es la falta de ética cuando se pretende transmitir independencia y, al mismo tiempo, se está cobrando por crear opinión favorable hacia determinada marca o servicio.

    • Amalio 18/06/2010 10:37 #

      Jose:
      El reto se multiplica, así es. Mucha gente que cobra se esconde detrás de un Nick, y es difícil discernir identidades, ni propósitos. La clave está en denunciar, y en construir entre todos una deontología que transparente estas malas practicas. La ambiguedad va a ser caldo de cultivo para todo esto. No digo “regular”, sino “autoregular” con criterios más claros.
      un saludo!!

  3. Jaume Armengol del Pliego 17/06/2010 13:29 #

    La verdad es que entre el post y los comentarios ya está casi todo dicho.

    Como comenta @Julio esas prácticas carentes de toda ética (la mentira muy rara vez será ética, estamos de acuerdo, ¿no?) son cortoplacistas… quieren resultados ya y están dispuestos a pagar por ellos. Me recuerda bastante a la contraposición SEM (Adwords) y SEO. La diferencia estriba en que en Adwords el usuario sabe que estás pagando por aparecer ahí y que quieres que te encuentre específicamente por esas palabras clave (es explícito y el intercambio de valor es claro).

    Las técnicas que comentas me recuerdan a las BlackSEO, a la competencia desleal de “toda la vida”. Al final, conforme nos alejemos de la verdad menos valor tendrán y como dice @Francesc volveremos al principio. Yo creo que igual que Google se ha preocupado de penalizar a quienes falsean sus estrategias SEO los responsables de redes sociales o sites con sistemas de votación, etc. deben buscar herramientas de detección y sanción (menuda gracia le hará al que tiene karma infinito perderlo de un plumazo, a ver si se lo piensa dos veces antes de comerciar con él).

    Yo veo perfectamente lícito que invites a un blogger con mucha repercusión a probar un producto, siempre y cuando aceptes que no tiene porqué hablar 100% positivo de él. Aún así si tiene mucha audiencia y no es excepcionalmente crítico, seguro que la publicidad te merece la pena, incluso saques lecciones para aplicar acciones de mejora.

    Un saludo, Jaume.

    Pd. Me hace gracia todo esto, porque siempre que algún cliente me pregunta por SEO espera que le dé una fórmula mágica para barrer a la competencia y cuando le digo que no hay recetas mágicas éticas, sino estrategia, contenidos de calidad, … y paciencia comprenden que no es diferente al offline: todo salto adelante requiere inversión o esa chispa de suerte que te da descubrir un camino inexplorado.

    • Amalio 18/06/2010 10:34 #

      Hola, Jaume, un placer verte por aqui.
      El simil de Adwords es correcto: “publicidad es publicidad, y quiero que lo sepas”, aportando como valor su personalización. Si te la sirvo personalizada, aun cuando sepas que es publicidad, aumenta mucho la probabilidad que te interese = “explícito, intercambio de valor claro”.
      Yo también veo lícito que invites a un blogger con mucha repercusión a probar un producto, pero:
      1) Sin pagarle nada porque lo haga
      2) Sin regalarle nada para que lo haga (P.ej. Weblog no acepta regalos, devuelve lo que le envían para probar, como condición para proteger su independencia)
      3) Dejar claro al blogger que le mandas tu producto, que quieres de él/ella una mirada objetiva y sincera. Eso significa que vas a tener que estar dispuesto a aceptar que pueda criticarlo como quiera (corrijo, y perdona, lo que dices: prepárate para que lo critique, si quiere, en un 60-80%). Si crees en tu producto, si sabes que no es una cascara vacía, sométete al escrutinio publico bajo reglas claras, y no hagas nada para metiatizar la opinión de ese blogger. Si dudas de tu producto, lo mejor que haces es no usar los social media, y concentrarte en mejorarlo.
      Tienes razon con eso del mito del SEO. Yo mismo en su momento no lo entendía.
      Un abrazo!!

  4. Julio 17/06/2010 10:49 #

    Una reflexión sobre la validez y la realidad de los Social Media muy acertada.

    No obstante, el social media tiene la misma realidad y razón de ser que cualquier otra actividad de comunicación empresarial. Esta pensado para aportar en la razón última de toda compañía “vender” para obtener resultados económicos, y eso obliga a tomar decisiones: el camino rápido (incierto), o la construcción lenta y duradera de una relación a largo plazo.

    Decisiones en algunos casos poco meditadas por la presión de resultados corto-placistas… (un gran mal de nuestra cultura occidental / capitalista)

    “Todo lo bueno cuesta y tarda su tiempo de maduración”, esto no iba a ser la excepción. Comprar opiniones o seguidores es una opción pero por cuanto tiempo se puede sostener. Otra burbuja que termina desinflándose…

    Supongo que a estas practicas se les terminará viendo el plumero.

    Generar compromiso, es una formula “secreta y desconocida” para muchos. Compuesta por porciones NO escritas (exactas) de mucho de trabajo, magia y un poco de suerte.

    http://blog.margen.com/2010/04/pongame_una_de_compromiso/

    ¿Por cuanto tiempo puedes comprar el compromiso?

    • Amalio 18/06/2010 10:23 #

      Julio:
      ¿Que tal? No sería tan rotundo en la afirmación. El “social media” nació con otro objetivo, tiene otra naturaleza. No nació como la publicidad, que tuvo un sentido utilitario desde su propia gestación. La mercantilización ha venido después, y era obvio que iba a ocurrir por las razones que tú mismo expones.
      El mejor “social media” que puede aplicar una empresa es el que emula a la conversación de una persona. Mientras más te olvides de la idea de vender, al final más vas a vender. No te lo propongas, insisto siempre en eso, no te lo propongas, porque vas a entrar en un circulo vicioso que desnaturaliza todo. En el mejor de los casos (para la sociedad), se te verá el plumero… y no te van a comprar. Y en el peor, engañarás a la gente, mejorarás tu facturación, pero no ganarás clientes genuinos.
      Totalmente de acuerdo: “Todo lo bueno cuesta y tarda su tiempo de maduración, y esto no iba a ser la excepción”. El problema está precisamente ahí, en el cortoplacismo, y los atajos. Nos olvidamos que esto va de construcción de confianza, de creación de redes, algo que necesita tiempo y juego limpio.
      He entrado en vuestro blog de Margen. No sabía que habíais empezado uno. Me alegro, os vais a divertir con ello seguro.
      ¡¡un saludo!!

  5. Francesc Grau 17/06/2010 10:00 #

    Amalio, gracias por la referencia con ‘La industrialización de las relaciones’. Sin duda la veo un paso ‘natural’ en la rentabilización del trabajo profesional cara a la optimización del desarrollo de la actividad en red. Ford lo hizo en el proceso industrial de producto, ahora se quiere llevar ese modelo en algo tan emocional y efímero como una relación entre 2 personas. Veremos donde nos lleva esto. Mi teoría es que nos llevará al inicio 🙂 (http://bit.ly/bUIW3M)

    Un abrazo!
    Francesc

    • Amalio 18/06/2010 10:12 #

      Por nada, Francesc.
      Es un “paso natural” para la Comunicación 1.0, y los hábitos de la cultura de medios, pero no lo es para el sentido socializador con que nació todo esto. Está ocurriendo lo de siempre, y es cierto, no deberíamos sorprendernos: la maquinaria del mercado digiere la artesanía y la vomita en forma de productos enlatados. “Rentabilización a base de Optimización”. Tú mismo lo dices, pero a mí eso me suena fatal. Sé bien a dónde nos lleva esto, y estoy seguro que tú también lo sabes. No hay duda.
      El paralelismo no se justifica. Una cosa es que optimicemos procesos industriales para bajar costes en productos como el coche, y eso pasa (casi) necesariamente por estandarizar, y otra muy distinta que traslademos ese paradigma (y nos parezca “natural”) a la conversación social. Hablamos de personas, y no de coches. Por otra parte, la “rentabilización del trabajo profesional” NO tiene que pasar necesariamente por la “industrialización”. Creo que en eso estamos de acuerdo, ¿no? Pero.. ¿sabes cuando eso ocurre? cuando la empresa se obsesiona en crecer, quiere escalar sus fuentes de beneficios, y poner la maquinita de euros a currar. Entonces viene la obsesión por optimizar a toda costa. Los profesionales independientes y las pequeñas empresas NO necesitan “industrializar” el uso de las redes sociales.
      Gracias por pasarte por aqui…

  6. adoracion 17/06/2010 08:53 #

    Amalio muy muy interesante este post! La web social al fin y al cabo es una parte de de la sociedad real, 1.0 o como se la quiera llamar y donde este tipo de prácticas son habituales.
    Vivimos en la sociedad de la imagen, nuestra imagen, la imagen de tal o cual empresa, la de un producto, la imagen de nuestros gobernantes, sus lavados de imagen… la imagen de los personajes populares.
    Da igual que tan bueno seas, sino de cuanto dinero puedes pagar por parecer el mejor. Triste, pero así es.
    Particularmente soy afortunada porque trabajo en una pequeña empresa donde la buena imagen se deriva de las buenas prácticas, de la calidad del trabajo y de los detalles, aunque no siempre se valora adecuadamente por el cliente -que le vamos a hacer…- también tenemos el competidor grande (el pez grande contra el chico, un clásico) que llama más la atención en nuestro sector, técnicamente y yo soy ingeniero habría muchas pegas que poner a sus productos pero… tiene mil cuentas activas en toda clase de plataforma del social media, con tropecientos mil followers, amigos, admiradores… como ha llegado a esto, no lo sé, quizás esté relacionado con tu post.
    Nosotros relativamente poco nos lanzamos a Twitter y lo hacemos para que nuestros “pocos” seguidores, pero buenos, tengan un canal más donde hacernos llegar sus dudas, sugerencias, incidencias… escribimos un blog, para enseñarles a nuestros clientes como usar nuestros productos y para mantenerles al tanto de las novedades y recoger sus sugerencias tratando de mejorar nuestros productos, que al ser informáticos están en constante evolución. En fin apostamos por la calidad y el social media como una herramienta más para alcanzarla.
    Que conste que a mi me pagan nómina y no soy directiva/responsable de nada, bueno sí de hacer bien lo mio, pero me produce malestar e indignación este tipo de artimañas que se alejan, falsean y manipulan la realidad.
    Un saludo y siempre un placer leerte.

    • Amalio 18/06/2010 10:02 #

      Hola, Adoración:
      Estamos de acuerdo. Sería de tontos pensar que la blogosfera, y las redes sociales, iban a permanecer imnunes al entorno donde crecen. Son parte de él, y lo reflejan. Como alguien decía en Twitter, “si hay potencial de negocio, habrán practicas perversas”.
      Pero aún así, dentro del realismo con que hay que interpretar esto, tenemos mucho que denunciar para que la mierda huela a mierda, y no a jazmín.
      Defiendo que las empresas pueden sacar provecho de las redes sociales para añadir valor a lo que hacen, para ganar clientes e incluso vender más, si respetan ciertas reglas de juego. La primera es asentar su conversación sobre fortalezas genuinas, verdaderas, y no un imaginario de laboratorio sin sustento real. La segunda, “pasar el microfono” a gente que pueda opinar sin condicionamientos, que no esté comprada, ni manipulada. La tercera, abrir espacios para la sorpresa, el error, la diferencia. Si no hay eso, la conversación está amañada. No me la creo.
      En emotools tenemos nuestra “wikimargarita”: cada pétalo es una red social con la que conversamos. Nos divertimos conversando, y eso está repercutiendo positivamente en la mejora de la presencia en web de emotools. También se traduce en contratos, cómo no. Pero sobre todo, en ahorro de comerciales, que no tenemos. Eso es legítimo, totalmente legítimo. Pero para eso hay que dar CONTENIDOS, añadir valor, escuchar y respetar. ¡¡un abrazo!!

  7. Jesús Fernández 17/06/2010 00:25 #

    Hola, Amalio.

    Conozco un caso real (a través de un amigo, por lo que algún detalle de mi historia quizá no sea suficientemente fiel a la verdad) que, si no entra entre los que denuncias, sí que al menos me resultó sorprendente.

    Se trata de una persona que, desde Londres, estaba vigilante de grandes iniciativas privadas alrededor de un territorio. Por ejemplo, supongamos que Disney va a abrir un nuevo parque temático en un área geográfica amplia, rural, de pueblos dispersos, a 50 km. de Málaga… 😉

    Este hombre se dedicaba a abrir un blog con el nombre del complejo que se preveía abrir, con toda su parafernalia infográfica de alta calidad… y a ir forjando y fidelizando una comunidad alrededor del mismo, en muy buena medida formada por gente de la región afectada. Mantenía una postura ambigua: permitiendo la crítica (conservacionista, por ejemplo), pero resaltando la importancia de la inversión económica para el desarrollo de la zona… y desde luego, no negando nunca que no se tratara del “blog pseudo-oficial” del proyecto.

    Una vez conseguida una comunidad importante y activa, mejor si con agentes sociales implicados… ofrecía su blog en venta (comunidad incluida) a la empresa promotora del asunto.

    Y tú, en su lugar… lo comprarías, ¿verdad?

    No dirás que no es una curiosa manera, por decir algo, de hacer “negocio” con un blog…

    • Gabriel 18/06/2010 00:32 #

      Guau!! eso seria un Relacionista Público Freelance!!

    • Amalio 18/06/2010 09:52 #

      Hola, Jesus:
      Me alegro de verte por aquí. Lo de las “posturas ambiguas” en iniciativas de naturaleza comercial ya sabes a dónde llevan = Publicidad engañosa. ¿Te imaginas que decepción para el personal que se apunta ingenuamente a estas redes pensando que tienen un propósito social, o como mínimo, que no se venden al primer postor?
      A eso le llaman en el Capitalismo del todo-vale “sentido de la oportunidad”. Me río para no llorar, porque “negocios” de esos los habrá muchos, son una triste realidad.
      Gracias por el ejemplo, es bastante sugerente. Un abrazo!!
      Amalio

      • Jesús Fernández 18/06/2010 13:49 #

        Lo peor del negocio del ejemplo que comento… es que la gente ni siquiera se lleva una decepción, porque la “venta” del blog y su comunidad a la empresa promotora es “opaca” para la propia comunidad.
        Es una compra-venta “entre bambalinas”, posible porque el creador de la comunidad y propietario inicial del blog… bien se preocupa de que la comunidad interprete falsamente que dicho blog es una especie de blog corporativo. No lo dice, pero hace que lo parezca… y por supuesto nunca lo desmiente.
        En teoría, es el fraude perfecto: el “estafado” no se entera. El criterio de este “emprendedor” es que también tiene sus riesgos: él invierte un montón de tiempo y esfuerzo en crear la comunidad… y no tiene garantizada la venta.
        Porca miseria…

        • Amalio 18/06/2010 21:01 #

          Vaya, no sabía que la cosa funcionaba así, que tambien era “opaca” la venta del blog. Entonces una vez que se vende, sigue el engaño, no??
          Oye, los ladrones y delicuentes se arriesgan un h…. también.. :-))
          un abrazo
          Amalio

Trackbacks/Pingbacks

  1. Week-Log.364 - 21/06/2010

    […] Amalio Rey Prácticas perversas que falsean la conversación […]

  2. Bitacoras.com - 17/06/2010

    Información Bitacoras.com…

    Valora en Bitacoras.com: En un post anterior (”Servicios de pago y transparencia en los Social Media“), decía que el mensaje transmitido por redes sociales es más eficaz y rentable en la medida que no se sirve en la barra como publicidad. Tambi……